lunes, 29 de septiembre de 2014

Isla Cantarelli “Área Natural Urbana”


Por Claudio Bosco
El guía Gustavo Larracoechea

Este fin de semana Periodismo en Redacción participó en una visita guiada de aves en el Área Natural Urbana “Isla Cantarelli”, ubicada próxima al Balneario de Arroyo Pareja.

Gustavo Larracoechea, nuestro guía, quién es aficionado a la observación de aves desde hace más de 20 años, explicó a PeR el origen de Arroyo Pareja, desde tiempos paleontológicos: “Se caracteriza por ser una entrada de mar y en el pasado pudo haber sido el paleocauce del Napostá Chico. Este arroyo se origina en Sierra de la Ventana, pasa por la localidad de Bajo Hondo y en el pasado vertía su cauce en la laguna de Unamuno, cuya ubicación es cercana a esta comarca, en la actualidad sus aguas se vierten en la tierra, es decir se transformó en un arroyo endorreico”. Aclaró que: “El origen del nombre Pareja procede de un explorador español que visitó estos parajes en el siglo XVIII”.

Gustavo prosiguió con la descripción de la reserva: “Se llama marisma a la zona intermareal que posee vegetación. En la costa de la Isla Cantarelli se puede observar la marisma espartina, que debe su nombre a la vegetación predominante”.

Las aves que el visitante puede encontrar en el área son: tero común, tero real, cormorán, ratona común, diferentes tipos de golondrinas. Algunas de ellas nidifican en Norteamérica y cuando se aproximan las estaciones frías en el hemisferio norte migran a nuestras costas. Como dato de interés se sabe que desde hace aproximadamente 30 años también anidan en nuestra zona, aunque aún no se conoce el motivo de este cambio de conducta. Además se avistan ostreros comunes, gaviotas cangrejeras –cuyo principal alimento es el cangrejo cavador-, gaviotas cocineras –se las puede ver en abundancia en el basural de nuestra ciudad-, playeros, chorlos, chingolitos, tacuaritas, calandrias, patos, jote de cabeza negra, de cabeza roja, flamencos, cauquenes, pico de plata, garza mora, cortarramas, etc. Dos especies muy importantes para el medio ambiente ya que son carroñeros y devoran los cadáveres de otros animales en descomposición evitando la propagación de enfermedades son los caranchos y chimangos, que también comparten este hábitat.

La Agrupación Humedal Arroyo Pareja - Isla Cantarelli (HAPIC) inauguró el pasado mes de abril un observatorio que permite el avistaje de las diversas especies de aves que llegan a nuestra costa. Uno de los objetivos del mirador es el de concientizar a la comunidad acerca de la importancia que tiene este lugar para la preservación de las diferentes especies, que encuentran aquí un lugar para alimentarse y descansar.

Entre la flora del lugar se puede mencionar: la sampa crespa, el guaicurú (sus flores después de ser secadas se utilizan para hacer adornos), el palo azul, el matorro negro (típico de la Patagonia), la espartilla y la uña de gato, introducida al igual que los tamariscos, que sirvieron para proteger a los primeros habitantes contra las inclemencias del clima. En general, las plantas de la costa son plantas halófilas (que se adaptaron al agua salina). Así también se pueden apreciar: el jume, pastilazes de dunas, paja vizcachera, pasto hilo, este último propio de toda la zona costera de la provincia de Buenos Aires, etc.

El avezado observador de aves narró la historia de esta zona: “antes de que estas tierras fueran compradas por el señor Cantarelli, pertenecían a los caciques Linares y Ancalao (más conocido como indio Fermín). Estos territorios no habían sido tenidos en cuenta por el gobierno nacional para su exploración hasta finales del siglo XIX, cuando se iniciaron los estudios para la construcción de un Puerto Militar. El origen de la ciudad de Punta Alta se dio en Arroyo Pareja. Todo el material y las personas que llegaban lo hacían por mar y se instalaron por primera vez en lo que hoy es la isla Cantarelli (aún se ven vestigios de las obras de los antiguos pobladores). Más tarde con la construcción del ferrocarril entre Bahía Blanca y el Puerto Militar, la ciudad se desarrolló en la actual ubicación.”

En un viaje en el tiempo Gustavo explicó como se obtuvo el material utilizado para la edificación del Puerto Militar, más tarde Base Naval Puerto Belgrano: “6000 años atrás este territorio se encontraba totalmente cubierto por el mar. Señal de esto es la gran cantidad de depósitos de conchillas fósiles expuestas a la interperie (los cuales fueron descriptos en los libros de Charles Darwin cuando visitó la región entre 1832 y 1833)” y que se pueden observar en la caminata guiada para la observación de las aves.

No hay comentarios:

Publicar un comentario